¿Por qué emprender en el sector educativo?

Educar y emprender pueden ser los factores claves para dar con la fórmula del éxito y desarrollar un proyecto donde se aúne impacto social, innovación y un negocio global.

Emprender en el sector educativo es una tendencia que empieza a ser más relevante y que llama la atención de profesionales del sector, docentes y, por otro lado, expertos en tecnología interesados en dar un nuevo enfoque al aprendizaje, adaptado al nuevo contexto digital y al desarrollo de nuevas competencias y profesiones.

¿Qué supone emprender en el mundo de la educación?

Hablar de emprendimiento educativo es un término muy amplio que se puede enfocar a muchas materias, herramientas o recursos empleados en aulas, universidades o espacios de aprendizaje.

En general, cualquier proyecto de innovación centrado en el ámbito de la formación debe tener en cuenta tres premisas:

  1. La necesidad de que el sistema educativo esté en constante evolución y readaptación.
  2. La oportunidad de aprovechar esta evolución para desarrollar nuevos métodos, productos y experiencias de aprendizaje.
  3. La importancia de poder obtener resultados, métricas y realizar seguimientos para evaluar la efectividad y calidad académica.

Junto a estos, una buena dosis de creatividad y una gran capacidad empática facilitarán el emprender en educación, poniéndose en el lugar del docente, del alumno, detectando problemas e ideando soluciones.

¿Qué se necesita para emprender en educación?

Vocación educativa

Es decir, que sientes interés por la difusión de conocimiento y el futuro de las generaciones que dependen de la calidad educativa y de las competencias que deben aprender.

Evidentemente, si tenés formación en docencia, métodos de enseñanza o prácticas pedagógicas, contarás con un background muy importante y enriquecedor para poner tu idea en marcha.

Motivación

Es un factor clave para toda aquella persona interesada en emprender y dar forma a una idea de negocio y es necesaria para llevar a cabo todo el esfuerzo e inversión de tiempo y recursos que reclama un proyecto de innovación educativa y su exitosa implantación.

Metodología innovadora

Si querés que realmente la educación se actualice y se adapte a los nuevos tiempos y a los nuevos perfiles de los estudiantes y futuros profesionales, comienza por aplicar nuevas formas para investigar el ámbito, observar lo que pasa y detectar posibles problemas u oportunidades.

Podés descubrir todo lo que el Design Thinking puede aportarte como emprendedor o como estas metodologías creativas, propias del desarrollo digital, se pueden conducir a la educación y a nuevas experiencias de aprendizaje.

Por último, no olvides que contar con un equipo multidisciplinar o con un bagaje diferente puede ser lo que necesites para dar con el proyecto de emprendimiento educativo que realmente aporte valor al sector y ofrezca soluciones a los problemas más arraigados.

Fuente: universia.es

Imagen: archivo de imágenes