Fondo de Becas para Estudiantes

FONBEC (Fondo de Becas para Estudiantes) nació en 1999 por iniciativa del Ingeniero Facundo Garayoa quien comenzó a implementar un sistema de becas para alumnos con alto rendimiento académico y graves problemas económicos que ponían en riesgo su continuidad educativa. Desde entonces la beca se implementa a través de un sistema de ahijados y padrinos.
FONBEC trabaja en zonas carenciadas de Córdoba, Buenos Aires, Catamarca, Mendoza, Misiones, Rosario, San Juan, Santiago, Tucumán, Jujuy, Santa Fe, Mar del Plata, Bahía Blanca y Bolivia.
Aquí Facundo Garayoa, su director nos cuenta de qué manera funciona el sistema de becas y cómo es posible involucrarse con la formación de miles de niños y jóvenes.

¿Qué requisitos deben cumplir quienes desean convertirse en becarios?

Los estudiantes becados deben cumplir tres requisitos: altas calificaciones, riesgo de deserción escolar por problemas económicos, y compromiso académico. Los becarios son preseleccionados por mediadoras (docentes o líderes sociales de barrios carenciados). Junto a la solicitud de beca, llega a FONBEC la fotocopia de la libreta y del documento. Una vez en la “lista de espera” se los va incorporando según sus méritos. Es importante resaltar que el concepto de beca no es una asignación económica indiscriminada, sino un premio al esfuerzo académico.

¿Cuál es el rol de los mediadores?

Los mediadores, como la palabra lo indica, “median” entre los coordinadores de FONBEC y los becarios y sus familias. Realizan la preselección de estudiantes de quienes, una vez que ingresan al programa, hacen el seguimiento, pagan las becas, asumiendo el trabajo administrativo que supone y que le da transparencia al programa. Los mediadores son personas que trabajan voluntariamente por los chicos de su comunidad, sintiéndose gratificados y ponderados por la responsabilidad que se les otorga.

Además del apoyo económico, ¿de qué manera se involucran los padrinos con el proceso de formación de los chicos?

Lo básico es el apoyo económico, diríamos que es el mínimo minimorum. De ahí en adelante, no hay límite. El primer contacto, cuando se conocen lo hacen a través de FONBEC, luego lo hacen directamente, ya sea por sms, por teléfono, carta, mail y/o personalmente.
La beca tiene dos componentes, el económico y el afectivo: por la metodología vinculante de la fundación, cada uno de los becarios tiene un padrino

¿Cómo funciona la bolsa de trabajo? ¿A quienes alcanza?

Por el momento la Bolsa de trabajo funciona solo en Córdoba, aunque informalmente también en otras filiales. Nuestra idea siempre fue ayudar al estudiante y una vez que se recibe tratar de insertarlo laboralmente ya que FONBEC tiene mucha relación con empresas. También apuntamos a familiares de becarios, mediadoras etc., gente de confianza de la fundación que muchas veces necesita trabajo pero no tiene los medios ni las relaciones para encontrarlo.

¿Cuál es su opinión respecto de los proyectos solidarios en Argentina?

Poco a poco se va creando una conducta social. Qué bueno seria que todos le dediquemos un poco de nuestro tiempo, cabeza y bolsillo a hacer algo concreto por los demás.
Los argentinos somos solidarios, el problema es que también somos individualistas, la solución está que nos unamos todos: particulares, empresas, ONG y estado en pos de los más necesitados; de ese modo, fraternalmente vamos a hacer un gran aporte a la sociedad.

Es posible colaborar con la misión de FONBEC siendo padrino en forma personal o a través de empresas concretando así su RSE, mediante aporte de una o varias becas; enviando donaciones para sostener la estructura de la Fundación u ofreciendo su voluntariado aportando tiempo para diversas actividades y tareas. Quienes estén interesados en participar, pueden completar el formulario que se encuentra en la página: http://www.fonbec.org.ar o enviar un e-mail a rosario@fonbec.org.ar

Continúa leyendo la nota en la edición Nº 11 de Aptus Propuestas Educativas