200 años de los Cuentos de Hadas de los hermanos Grimm, en Google

Estos famosos cuentos populares alemanes se publicaron, por vez primera, en 1812. Con este libro, también conocido como Cuentos para niños y familias, los hermanos Grimm, Jacob y Wilheml, consiguieron ser conocidos mundialmente. El primer volumen de la primera edición contiene 86 historias, el segundo volumen contenía 70 y se publicó en 1814. Su segunda edición, también compuesta por dos volúmenes, fue publicada en 1819, y la tercera en 1822, haciendo un total de 170 cuentos. Es por eso que el buscador mundo rinde hoy un sentido homenaje a esta obra.

Continuando con las ediciones en 1840 se publicó la cuarta de ellas, la quinta en 1843, sexta en 1850 y séptima en 1857. Además de las historias publicadas desde la primera edición, a la séptima contenía nuevos cuentos que hacían un total de 211. En cada una de estas ediciones, las ilustraciones jugaban, y aún hoy lo hacen, un papel muy importante. La primera de esas ilustraciones de Los Cuentos de Hadas de los hermanos Grimm corrió a cargo de Johann Philipp Grot pero, tras su muerte en 1892, fue Robert Leinweber el encargado de realizar las ilustraciones de estos famosos y populares cuentos.

Los comienzos para Los Cuentos de Hadas de los hermanos Grimm no fueron demasiados buenos, puesto que los primeros volúmenes fueron criticados porque, pese a que se denominaron “cuentos para niños”, no se consideraban adecuados para los más pequeños, tanto por la información académica que se incluía en ellos como por la materia tratada. Por todo ello, se llevaron a cabo diversos cambios en Los Cuentos de Hadas de los hermanos Grimm al pasar de las ediciones, como por ejemplo convertir a la madre malvada de Blancanieves y Hansel y Gretel en una madrastra.

Los textos fueron sufriendo adaptaciones hasta alcanzar su forma actual, y de esta manera la obra alcanzó un éxito indiscutido, llegando a ser traducida en más de 170 idiomas. Además, la primera edición, que se encuentra en un museo de Kassel, Alemania, forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Fuente: Ideal digital