Un proyecto de gigantes en plena sierra cordobesa

Antes de entrar en contacto con Huerta Niño la comunidad de la escuela Nuestra Señora del Valle, en Tanti, Córdoba, ya había iniciado un pequeño proyecto de huerta con invernadero cuyo fin sería el de mejorar la alimentación de los chicos y de educarlos en tópicos como el autoabastecimiento, el aprovechamiento y cuidado del medio ambiente y el trabajo en equipo, entre muchos otros.

La gran necesidad de proveerles el alimento más completo posible todos los días, ya que muchos de los chicos reciben en la escuela su principal plato de comida, impulsó la realización del primer proyecto de huerta escolar con los recursos y herramientas que tenían a mano. Pero dadas las condiciones geográficas y climáticas de la zona, más un inoportuno temporal, los resultados no fueron exactamente los esperados.

Comprobaron que necesitaban una mejor infraestructura y también renovar sus herramientas y energías para lograr recomenzar el proyecto.

Hoy, varios meses después de aquella situación inicial, se ha construido un nuevo invernadero, en la cual participaron padres de alumnos, el técnico INTA de la zona y voluntarios de la Fundación Manos Abiertas, institución a la que pertenece el establecimiento.

 

Imagen: Fundación Huerta Niño.