Paleontólogos argentinos hallaron nueva especie de saurópodo en Comahue

Los fósiles hallados en la localidad Aguada del León, provincia de Neuquén, permitieron no solamente determinar que se trataba de una nueva especie, bautizada como Comahuesaurus windhauseni, sino también describir algunos de sus hábitos.

El investigador del CONICET y del Museo Eugidio Feruglio (MEF), José Luis Carballido, explicó que “esta nueva especie tenía las patas anteriores más cortas que las posteriores, al revés que los saurópodos que comían de los árboles, los cuales poseían además un cuello larguísimo, características en algún punto semejantes a las jirafas actuales”.

Otra de las características que demuestran que se podía alimentar de helechos u otra vegetación arbustiva muy baja tiene que ver con que sus dientes anteriores eran los más prominentes. “Sus piezas dentales podían funcionar como una especie de tijera que iba paralela al ras del suelo”, explicó el autor principal de este estudio.

Si bien no se encontró el cuerpo completo de este ejemplar, sino un cúmulo de huesos sueltos, se pudo realizar una descripción bastante completa. “Encontramos vértebras cervicales, vértebras de su dorso y también de su cola, que era bastante extensa, como así también partes de sus patas, por lo que pudimos alcanzar una buena idea de la anatomía general del animal y compararlo con todos los registros de saurópodos semejantes que hay en el mundo”.

Junto al Comahuesaurus, el equipo de investigadores encontró un total de entre 10 y 15 dinosaurios en la formación Lohan Cura de Aguada del León, como muestras de la alta población que habitó la Patagonia durante el Cretácico.

Fuente:  Agencia CTyS.