Nuevas prácticas didácticas a partir de las TICs

Un equipo de trabajo investiga las prácticas didácticas de los docentes de artes, atravesadas por los desarrollos tecnológicos. Los investigadores llevaron a cabo prototipos didácticos experimentales a partir de la articulación de los aportes tecnológicos con nuevos métodos didácticos, que se focalizan en el trabajo participativo y la producción colaborativa. La idea es incorporar metodologías participativas que trasciendan la enseñanza como transmisión de saberes cristalizados.

En el Área Transdepartamental de Formación Docente del Instituto Universitario Nacional del Arte, investigadores abordan desde una dimensión didáctica y socio-política, la innovación sobre los procesos de enseñanza y aprendizaje. En el caso particular de la formación de profesores de artes, las nuevas tecnologías tienen un valor fundamental dado que se considera que los lenguajes artísticos pueden ser enriquecidos a través de la articulación con TICs (Tecnologías de la Información y del Conocimiento).

Esta problemática es de gran interés por el valor de los lineamientos educativos en la región y por sus empleos en las prácticas sociales, artísticas y científicas mundiales. En ese sentido, la utilización cotidiana de estas tecnologías es lo que lleva a los gobiernos de la región a la implementación de programas nacionales tales como Conectar Igualdad en nuestro país, Plan Nacional de Alfabetización Digital, en el Uruguay o el Plan nacional TIC, en Colombia.

La articulación entre la educación y las nuevas tecnologías pone de manifiesto los atributos de la práctica docente: la evaluación de proyectos educativos con computadoras, el diseño de materiales electrónicos como objetos de aprendizaje y las características de los “nativos digitales”.

Para los investigadores cobran especial interés los desarrollos que subrayan la centralidad de la producción colectiva, puesto que existe una necesidad de apropiación de estos medios tecnológicos por parte de todos los actores. La idea es incorporar metodologías participativas que trasciendan la enseñanza como transmisión de saberes cristalizados. Por otro lado, señalan la importancia de pensar el uso de las tecnologías en la educación desde un enfoque humanista, que supere el mero acento en la superficialidad del desarrollo técnico.

Una dificultad que observan los investigadores es que la incorporación de TICs en la educación presencial conserva los enfoques pedagógico-didácticos tradicionales. Es decir, un docente “dueño” del saber activo y un alumno receptor pasivo; esto produce un distanciamiento de las nuevas metodologías participativas. Estas metodologías, focalizadas en el trabajo y la producción colaborativa, procuran promover prácticas inclusivas y democráticas a través de la participación colectiva.

En conclusión, la educación es transformada junto con los desarrollos de la región que apuntan a reducir la brecha tecnológica. La construcción de un marco de participación democrática posibilita el despliegue de propuestas didácticas que se distancian de los modelos de trabajo instrumentalistas. La creciente utilización de medios tecnológicos, acompañada por estrategias participativas, amplía el campo didáctico posibilitando una nueva forma de pensar la educación. En este sentido se destaca la importancia de la aplicación de nuevas tecnologías en un contexto mundial altamente complejo y cambiante, donde el campo de la enseñanza no es la excepción.

 

Fuente: infouniversidades
Imagen: jeffbullas.com