Muestra retrospectiva de Enrique Echeverría

La muestra de  Enrique Echeverría buscar celebrar sus 90 años y una vida dedicada al arte; las obras en exhibición han sido realizadas por el artista entre 1976 y 2012. Ellas reflejan profundas pasiones por el tango y el deporte, actividades que Echeverría abrazó en su vida cotidiana para luego pasar a formar parte de su creación artística. “

“Quien pueda captar la viviente naturaleza de un leño, la tersura y diafanidad del Palo Blanco, la tenacidad entramada de la fibra del Algarrobo, la ríspida agresividad de un Quebracho, el ondulante veteado del Urunday, la delicada fragancia e increíble color del Palo Santo, heridos por la gubia, en manos de un espíritu inspirado, podrá también comprender la transparencia de su silente mensaje de amor y de vida”.  Así describe el artista su vínculo con la materia prima con la que ha trabajado en su extensa y prolífica trayectoria.

Enrique Luis Echeverría egresó de la Escuela Normal de Maestros N° 3 y del Instituto Nacional de Educación Física “Gral. Belgrano” de San Fernando y dedicó gran parte de su vida a la docencia. El deporte, en su práctica activa y como dirigente, lo vio incursionar en el Voleibol, el Rugby y el Béisbol. Ejerció el Derecho, como Escribano-Procurador desde 1961 hasta 1989, año en que se jubiló. Los numerosos campamentos juveniles que organizó, dieron origen a esta vocación de trabajador de la madera, que hoy lo apasiona y le permite lograr piezas como las que expone.