Marta Minujín festejó sus 70 años “casándose” con el arte

Marta Minujín, llegó al MALBA vestida de novia, subió junto a un grupo de personas, a un mateo, dio dos vueltas a la manzana y después, la artista pop más influyente de la Argentina hizo su entrada triunfal, nupcial y performática.

El día que cumplía 70 años, la artista argentina, se casó con el arte. Más de 250 personas participaron de la nueva obra colectiva de Minujín.
La vivaban, le lanzaban serpentinas y le cantaban el cumpleaños, ella saludaba, como una reina, compenetrada con su papel de novia. De espaldas, sin esperar demasiado, lanzó el ramo, la recibió una marcha nupcial distorsionada, música, tragos, proyecciones con imágenes de Marta joven y quesos presentados con la forma de algunas de sus obras icónicas, como el Obelisco y el Partenón.

También sorteó una joya-escultura de plata de su colección “Contemplando la eternidad”, donada por el joyero Jean Pierre.

Para el final quedó la torta, de varios pisos –el último con la cara de la artista – y más aplausos de “Feliz cumpleaños”.