Abrieron al público los talleres de “Central Park”

Central Park es un complejo dirigido por Gustavo Fernández, suerte de mecenas que facilita el espacio para trabajar en sus instalaciones, donde además se encuentra el Museo de la Balanza, más de 1800 balanzas en un espacio de 700 metros cuadrados.

 Se trata una serie de lofts inmensos ubicados en el tercer piso de un complejo de oficinas, ubicado en Barracas.

Por dentro, el edificio encierra un aire neoyorquino, con una vegetación y flores que descienden de las ventanas internas, los lofts inmensos y altos en los que los artistas preparan sus obras, y el montacargas que soporta 3.000 kilos de peso, y cuyas paredes el público podrá pintar con tizas, además que servirá para trasladarse de la planta baja hasta los talleres.

En la planta baja, se encuentran seis instalaciones de Eduardo Hoffmann, Eugenio Cuttica, Milo Lockett, Marino Santa María, Ana Candiotti y Horacio Sánchez Fantino, como comienzo de esta recorrida que permite ingresar a la intimidad del artista y que se denomina “Talleres abiertos de par en Park”.

La recorrida brindó al público el privilegio de conocer las últimas producciones de algunos de los artistas más importantes del país, como las tres obras de reciente producción de Luis Felipe Noé, en el salón principal.

Entre lienzos, pinturas, pinceles, objetos, cuadros y caballetes, y las increíbles vistas desde los ventanales, se vieron, también, las obras de algunos artistas invitados para la ocasión, como Karina El Azem, Paula Toto Blake, Cecilia Ivanchevich y Marcelo Mortarotti.

Los artistas que abrieron sus estudios en esta edición Eduardo Hoffmann, Eugenio Cuttica, Milo Lockett, Hernán Dompé, Marino Santa María, Juan Lecuona, Ana Candiotti, Mónica Van Asperen, Daniel Corvino, Jorge Roiger y Horacio Sánchez Fantino.

Fuente: AEN