La escuela Nº 546 de Fisherton llevará el nombre de la educadora Ángela Peralta Pino

El acto de reconocimiento a la educadora nacida en el norte santafesino y que combatió el analfabetismo entre los quebrachales se realizará este viernes, a las 9 hs,, en el establecimiento educativo ubicado en San Lorenzo 8134, en el noroeste rosarino. Asistirán autoridades provinciales, municipales y la comunidad educativa en general. La imposición del nombre de la docente al colegio secundario surgió de un decreto del Ministerio de Educación de la provincia.

El Fondo de Asistencia Educativa (FAE) del municipio de Rosario informó que, por decreto del Ministerio de Educación de la Provincia, desde el 8 de noviembre la escuela secundaria Nº 546 de barrio Fisherton llevará el nombre de la educadora Ángela Peralta Pino. La medida se hará efectiva en el marco de una ceremonia que, organizada por el propio establecimiento educativo ubicado en San Lorenzo 8134, en el distrito Noroeste, tendrá lugar este viernes, a las 9 hs., y durante la cual se descubrirá un mural en homenaje a esta maestra rural que trabajó 22 años en el monte santafesino, enseñando a los hijos de los hacheros. El acto contará con la asistencia de autoridades provinciales, municipales y la comunidad educativa en general.

Tanto la imposición del nuevo nombre como la presentación del mural son considerados actos de reconocimiento y justicia hacia esta docente argentina sin título que, a lo largo de 22 años, combatió el analfabetismo en los quebrachales del norte santafesino trasladándose en un vagón de tren (la “escuela rodante”) tirado por un tractor en medio de los montes.

Conocida como la “maestra caracol” por esta modalidad itinerante que le permitía acercar “los beneficios de la escuela al interior de los montes”, según sus propias palabras, Ángela Peralta Pino nació en Providencia, departamento Las Colonias de la provincia de Santa Fe, el 9 de noviembre de 1909. Sus padres fueron Josefa Pino y Ángel Peralta. En su adolescencia y a pesar de la oposición de su familia se marchó a Rafaela para estudiar y se inscribió en la carrera de magisterio, en la Escuela Normal “Domingo de Oro”. Allí fue compañera de estudios de Leticia Cossettini, quien estaba llamada a ser baluarte de la educación santafesina en Rosario.

Tras cursar el primer año, por cuestiones familiares Ángela se vio obligada a abandonar los estudios apenas iniciado el segundo. Quizás sea éste su primer gran renunciamiento en beneficio de la concordia familiar. Sin embargo, al visitar una estancia importante del departamento 9 de Julio, le piden que comience a enseñar a los hijos de los peones y así se inicia en la labor docente en la que se destacará por su pasión y su entrega, sobre todo con los más necesitados.

Cabe destacar que, por la Ley provincial Nº 11949, la fecha del natalicio de la docente fue instituida como Día de las Escuelas y Maestros Rurales Santafesinos.

 

Imagen: cakechooser.com