Investigadores de la UNL desarrollan nuevo método “magnético” para detectar la enfermedad celíaca

Con partículas magnéticas la técnica retira, cual imanes, anticuerpos presentes en muestras de sangre de pacientes con enfermedad celíaca y con reactivos fluorescentes se logran detectar.

Una nueva prueba serológica, que utiliza partículas magnéticas para identificar y “retener” anticuerpos, podría transformarse en una alternativa menos invasiva a la biopsia intestinal para diagnosticar la enfermedad celíaca.

“Si bien existen pruebas clínicas comerciales que detectan esa enfermedad mediante un análisis de sangre, la sensibilidad de nuestro método fue cuatro veces mayor”, explicó a la Agencia CyTA la doctora Silvia Hernández, investigadora del Laboratorio de Sensores y Biosensores de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), en Santa Fe. La enfermedad celíaca se caracteriza por el rechazo del organismo al gluten, un componente proteico presente en la avena, el trigo, la cebada y el centeno.La doctora Hernández y sus colegas crearon un ensayo bioquímico que identificó ciertos anticuerpos, los anti-transglutaminasa, que son producidos en gran cantidad por los pacientes celíacos. Esa respuesta inmunológica “se vuelve en contra del propio cuerpo, especialmente atacando las vellosidades intestinales”, indicó la investigadora.

El nuevo método, descrito en la revista científica “Analytica Chimica Acta”, fue probado en muestras de sangre de 80 pacientes y controles. Y los resultados pudieron ser leídos en una hora y cuarenta y cinco minutos.

La técnica se basa en la combinación del empleo de partículas magnéticas y la detección por fluorescencia. “Las partículas magnéticas tienen la particularidad de reconocer y retener los anticuerpos del paciente, por lo que son retirados del suero sanguíneo mediante un imán. Luego, al adicionar reactivos apropiados, se genera una fluorescencia capaz de ser detectada por un instrumento de mayor sensibilidad que los tradicionales”, explicó Hernández, cuyo doctorado y posdoctorado los obtuvo en la Universidad de Estudios de Florencia, en Italia. La nueva metodología pudo diferenciar a muestras de celíacos y no celíacos con una eficiencia de casi el 94 por ciento.

El doctor Julio C. Bai, jefe de Departamento de Medicina del Hospital de Gastroenterología Dr. Carlos Bonorino Udaondo, indicó que el trabajo de la UNL “constituye una nuevo avance e interesante agregado al armamento destinado al diagnóstico de la enfermedad celíaca”. Sin embargo, señaló que todavía hace falta más investigación para develar el valor adicional del uso de la metodología.

 

Imagen: rivadavia.com.ar
Fuente: Argentina.ar