Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata ponen a prueba prendas resistentes a descargas eléctricas

El Laboratorio de Ensayos y Mediciones Eléctricas (LEME), perteneciente a la  Universidad Nacional de La Plata, realizó una serie de estudios para la prueba de prendas capaces de ser resistentes a los arcos eléctricos en las instalaciones industriales.

La iniciativa surgió a partir de una convocatoria organizada por el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), que se encontraba estudiando la normativa de indumentaria de protección frente a trabajos de alto riesgo.

Los operarios eléctricos, obreros y empleados que trabajan en plantas industriales con riesgo de arco eléctrico están obligados a utilizar una indumentaria especial para protegerse de las descargas eléctricas, que muchas veces ocurren de forma accidental, ya sea por la caída de una herramienta o por la falla de algún tipo de maniobra que provoca un cortocircuito.

Un arco eléctrico es una descarga eléctrica que se produce en el aire y provoca un desprendimiento importante de energía. Si un operario se encuentra cerca de esa onda expansiva se puede ver afectado por la liberación de calor. La corriente con la que se efectuaron las pruebas en el laboratorio oscila entre los 4000 y 7000 amperes.

La vestimenta adecuada incluye guantes, máscaras y cascos, elementos de trabajo que se usan para preservar la seguridad de los trabajadores. Sin embargo, la mayoría de las prendas son importadas y los ensayos siempre se llevaron a cabo en países como EE.UU, Canadá y Europa.

Fuente: Agencia CTyS.