Investigación contra las bacterias acorazadas

En muchas ocasiones, las personas que padecen infecciones, con el tiempo, vuelven a tener los mismos síntomas. Las bacterias se mantienen resguardadas en los biofilms y tienen sensores que detectan cuando disminuye la cantidad de antibióticos en la sangre. De esta manera, están listas para atacar nuevamente.

Investigadores del Departamento de Microbiología de la Facultad de Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) descubrieron uno de los mecanismos que regulan los procesos de formación de la membrana en las bacterias y de esa muralla lipídica del biofilm. Si se logra debilitar o degradar esta estructura, los patógenos mueren.

La clave reside en una pequeña molécula. El investigador Roberto Grau explica: “Una única proteína, un regulador transcripcional llamado Spo0A, es la encargada de activar la síntesis de lípidos, componentes fundamentales de la membrana de la bacteria cuando esporula y de la muralla lipídica, llamada matriz extracelular, cuando forma biofilms”.

Los microorganismos patógenos tienen el poder de volverse insensibles a los antibióticos y tratamientos convencionales porque los biofilms son prácticamente imposibles de erradicar de una lesión o infección. La única manera de enfrentarlos es rompiendo sus defensas.

Fuente: Agencia CTyS