Inhibición del desarrollo de la bacteria TBC

Un equipo de investigadores del Conicet en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata, desarrolló un compuesto que “engaña” a la bacteria que produce tuberculosis, para entrar en su organismo e inhibir su desarrollo.

El hallazgo, publicado en febrero último en la revista Bioorganic & Medicine Chemistry Letters, otorga una nueva herramienta para combatir la enfermedad que afecta principalmente a “poblaciones vulnerables”, afirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La tuberculosis es una infección bacteriana contagiosa cuyos síntomas son tos crónica con esputo sanguinolento, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Aunque afecta principalmente a los pulmones, puede dañar también al sistema nervioso central, circulatorio, digestivo, los huesos y las articulaciones.

Varios equipos de investigadores a nivel mundial postularon que, si existiera un compuesto químico que impidiera la acción de una determinada enzima, la bacteria causante de la tuberculosis (TBC) frenaría su crecimiento: el primer resultado favorable fue obtenido por científicos platenses.

La investigación prosigue ahora con la búsqueda de compuestos aún más activos, a partir de modificaciones químicas que se hacen a la sustancia ya desarrollada, informó el Conicet.

Fuente: TELAM