Inauguraron tres exposiciones en la Fundación Lebensohn

Como una suerte de Matrioska rusa, la muestra de Graciela Olio, “El coleccionista”, plantea la reapertura de un espacio expositivo a partir de recuerdos de familia, que a su vez acentúan la idea de documentación, racconto, acumulación y archivos, que conforman la colección.

La muestra se presentó por primera vez en La Plata en marzo de 2012 y esta segunda exhibición ofrece una resignificación del concepto y un nuevo montaje donde se agrega un video documental del proyecto.

Por su parte, con “ARN”, Luciana Pía Faccini sustenta su investigación y sus obras en lo que la ciencia denomina ácido ribonucleico, la información genética que suelen contener los virus en su estructura y en este sentido, su trabajo puede ser interpretado como una metáfora.

La obra de la artista, cuya especialidad es el grabado, consiste en “contaminar” con la misma imagen (una suerte de virus de su invención) diferentes soportes no tradicionales (papeles y cartones encontrados en la vía pública, envases y plásticos descartados, en definitiva, deshechos).

En tanto, y bajo el título “Las luces de mi ciudad”, Marino Santa María presentará una serie de obras en mosaico veneciano, que expresan el uso de la técnica en murales, objetos con neón y maquetas realizadas con partes del sistema de las computadoras.

Las mismas, se podrán visitar las hasta el 27 de agosto en la Fundación Lebensohn, ubicada en Barracas, de lunes a viernes de 14.00 a 19.00 hs.

Fuente: Telam.