Cargill promueve actividades de Responsabilidad Social Empresaria

Desde hace varias décadas, y de acuerdo a su Visión, la empresa Cargill, trabaja con el objetivo de promover el mejoramiento de la calidad de vida en las comunidades donde desarrolla sus actividades.

Consistente con esa mirada, las actividades comunitarias comenzaron formalmente en 1971 cuando la Fundación Cargill fue creada en Argentina.

Desde su creación, las actividades de la Fundación Cargill han estado limitadas por su Estatuto Social al área rural de influencia de la empresa y se ha centrado particularmente en educación, aunque también ha contribuido al mejoramiento de las condiciones de salud pública y con la actividad de organizaciones no gubernamentales.

Las actividades, en las que se destaca la Fundación son:  Donación de materiales de construcción / reparación de escuelas; donación de equipamiento, materiales didácticos u otros para mejorar las posibilidades educativas de jardines de infantes hasta escuelas secundarias, otorgamiento de becas para estudiantes secundarios y/o universitarios de Agronomía y Veterinaria para que puedan terminar sus estudios, aportes a la investigación científica en micotoxinas en granos  y donación de equipamiento y medicinas para centros de salud carenciados.

Actualmente, la novedad con respecto a los programas anteriores, reside en la posibilidad de un mayor presupuesto por proyecto, la duración de los mismos -que pueden superar un año-, y una exigencia de contrapartida de parte de la comunidad.