El “Programa Sur” avanza en la traducción de 150 nuevos textos

El Programa Sur de subsidio a las traducciones literarias argentinas (PROSUR) alcanzará este año 150 nuevos textos de escritores locales emblemáticos y noveles ya editados.

En esta oportunidad, se homenajeará a Julio Cortázar, en el marco del 100° aniversario de nacimiento.

Cortázar, será escrito en mandarín, lengua china que compartirá con la joven contemporánea Samanta Schweblin; y Héctor Viel Témperley (1933-1987), un «outsider» inhallable rescatado del olvido en italiano, son algunos autores de los nuevos títulos que el PROSUR hará llegar el año entrante a los rincones más diversos del globo.

A los cuentos cortazarianos, se suma Pájaros en la boca, el libro de cuentos de Schweblin; Siete formas de matar a un gato, primera novela de Matías Néspolo; y la poética desestabilizadora de Viel Témperley con Hospital británico, que sigue la línea de recuperación de obras al margen de canon lector, iniciada con las novelas de Eduarda Mansilla y Juana Manuela Gorriti.

“Este año estalló Roberto Arlt porque liberaron sus derechos y ya entraron seis pedidos de Los siete locos, El jorobadito y otros cuentos y Los lanzallamas para traducirlos al búlgaro, al italiano y al inglés”, dice Magdalena Faillace, directora general de Asuntos Culturales de Cancillería, ente responsable del PROSUR.

En el marco de las conmemoraciones que se prevén el año próximo por el centenario del nacimiento de Cortázar, Faillace destacó que junto a Jorge Luis Borges es el autor “más solicitado del PROSUR: Los libros El examen, Las cartas, 62 Modelo para armar, Las armas secretas y Papeles inesperados, ya fueron traducidas al búlgaro, italiano, ucraniano, macedonio y polaco”.

Los alcances del Programa Sur sorprenden a sus creadores: Claudia Piñeiro es la tercera escritora más solicitada de todo el programa con las novelas Betibú,Tuya y Las grietas de Jara, requeridas desde Francia, Alemania, Rumania e Italia.

En tanto que el historietista Liniers consiguió la traducción de la saga completa de “Macanudo” desde Suecia e Italia.

“Una de mayores curiosidades 2012 fue el pedido de traducción de Enigma de la calle Arcos -señaló Faillace-, la primera novela policial argentina publicada como folletín en los años 30 por el diario Crítica, que algunas voces atribuyen a Jorge Luis Borges, sin nunca haber elucidado el asunto”.