El filósofo Antonio Negri visita Rosario

La visita de Antonio Negri, figura central de la reflexión filosófica y política del siglo XXI a nivel internacional, será en el marco del seminario Subjetividades políticas y filosofía, los días 8 y 9 de noviembre. El seminario constará de dos reuniones, organizadas cada una con una lógica propia, con el objetivo de diversificar los modos en que se trabaja la recepción de producciones teóricas tan influyentes, en nuestro país y nuestra ciudad. El arribo de Antonio Negri a la ciudad de Rosario se dará en el marco de su visita a dos países latinoamericanos. Teniendo como primer destino Brasil, en Argentina será recibido por UNSAM/Lectura Mundi en Buenos Aires y en Rosario el espacio de encuentro para la discusión de su pensamiento estará dado por la Facultad Libre de Rosario.

Antonio Negri nació en Padua, Italia. Se convirtió en un militante en la década de 1950, uniéndose al grupo de jóvenes activistas católicos (Gioventú Italiana di Azione Cattolica). De 1956 a 1963, fue en miembro del Partido Socialista Italiano. Durante este período se acercó a los movimientos marxistas de la época. A principios de los años 60 se unió al consejo de redacción de la revista marxista italiana “Quaderni Rossi”. Comenzó su carrera académica en la Universidad de Padua, donde fue nombrado profesor titular en Dottrina dello Stato (Teoría del Estado). En 1969 Antonio Negri, Oreste Scalzone y Franco Piperno fundaron el grupo Poder Obrero (Workers ‘Power) y el operaismo (obrerista) movimiento comunista. Poder Obrero se disolvió en 1973 y dieron lugar a la Autonomia Operaria organizzata (Trabajadores Organizados).

Antonio Negri fue detenido en 1979 por su relación con el Movimiento de Autonomía. Aldo Moro, el ex primer ministro italiano y líder de la Democracia Cristiana fue secuestrado en Roma el 16 de marzo de 1978 por las Brigadas Rojas. Nueve días más tarde, recibió un disparo en la cabeza y su cuerpo fue dejado en una calle de la ciudad. Negri fue acusado de ser el autor intelectual del secuestro y asesinato, acusado de conspirar para derrocar al gobierno. Un año más tarde, fue exonerado de los cargos de asesinato, pero encarcelado por otros cargos relacionados.

Felix Guattari y Gilles Deleuze protestaron por la detención de Negri y las leyes antiterroristas de Italia. Sobre esto, Michel Foucault arrojó la famosa frase: “¿No está en la cárcel simplemente por ser un intelectual?” Mientras estaba en prisión en 1983, solo cuatro años después de su detención mientras se encontraba la espera de juicio, Negri fue elegido para ir al Parlamento italiano con el Partido Radical. Luego fue puesto en libertad y huyó a Francia temporalmente durante 14 años. Escribió y enseñó durante su estancia en Francia y fue protegido por la “doctrina Mitterand”. Mientras, en Francia enseñó cursos de filosofía en la Universidad de París VIII (Saint Denis) y el Collège International de Philosophie, que fue fundada por Jacques Derrida.

Durante su estadía en Francia, Antonio Negri cumplió un rol activo entre los intelectuales. Fundó la revista Futur Antérieur en 1990. Luego la revista cambió de nombre y renació como Multitudes, pasando a tener gran influencia internacional. En 1997, después de una declaración-pacto que reduce su tiempo en prisión 30 a 13 años, regresó a Italia para cumplir ell final de su condena. Muchos de sus libros más influyentes fueron publicados mientras él estaba en la cárcel. Ahora vive entre Venecia y París con su pareja, la filósofa Judith Revel.

Antonio Negri profundizó en estudios sobre el marxismo, el anticapitalismo, el postmodernismo, el neoliberalismo, los bienes comunes, la multitud y la globalización democrática. Entre su obra se destaca “Imperio”, escrito con Michael Hardt Empire (2000). En este libro Hardt y Negri ofrecen un análisis del funcionamiento de las estructuras de poder global de la época que terminará por influir de modo decisivo en los modos de pensar nuestra época.

Al término de Imperio, Hardt y Negri sintieron la necesidad de elaborar más sobre el tema o la forma de una alternativa para los que creían que se mantuvo en un nivel poético en su análisis anterior. Por lo tanto, publicaron Multitud: guerra y democracia en la era del imperio se examinan las posibilidades de resistencia de cooperación para el nuevo orden mundial. Proponiendo repensar el concepto de la clase obrera, que se niegan a ver como un grupo homogéneo.


Imagen: universou.blogspot.com