Durante 2013 continúa el taller “Tocadiscos”

Desde hace más de cuatro años, el Taller Del Tocadiscos, dispositivo de Promoción de la Salud e intercambio de lazos sociales y reinserción, dependiente de la Dirección Provincial de Salud Mental, sigue extendiéndose de la mano de sus creadores Alejo Claria y Marcelina Benítez, integrantes del organismo.

Desde la cartera sanitaria santafesina, se recordó que “las actividades del Tocadiscos se centran en el intercambio de música desde los diferentes efectores de salud donde se afianza la referencia de la población desde un marco de reflexión y construcción colectiva con el objetivo de que sus participantes puedan reinsertarse socialmente desde un espacio de juego, creatividad y salud”.

Con la fuerza de un nuevo ciclo se reiniciaron las actividades, para trabajar en la promoción de la salud y logrando que esta tarea en salud mental se siga constituyendo en el eje de trabajo.

En el marco del comienzo de este nuevo año, el taller del Tocadiscos fue declarado de interés Municipal por el Concejo de la ciudad de Rosario, mediante decreto Nº 36971.

“Concluyendo el 2012 como finalización del ciclo hicimos un viaje a la ciudad autónoma de Buenos Aires con 20 participantes de los distintos efectores de salud donde se realiza el taller, a fin de conocer diferentes lugares de la ciudad en un espacio de ocio y recreación”, comentó Claria.

“Con la alegría de haber incursionado en cultura y periodismo, este dispositivo siguió creciendo dado que obtuvimos un premio por prensa humanizada, lo que destaca la humanidad y creatividad del taller. El mismo fue otorgado por el intendente de la ciudad de Puerto San Martín, Carlos Alberto De Grandis; y sus secretarios de Cultura y Educación, Sebastián Lezcano, y Salud y Medio Ambiente, Mario Galimberti, lo que nos colmo de felicidad”, ya que pudimos llevar el dispositivo a buen puerto de la mano de la directora provincial de Salud Mental, Melisa Pianetti.

También se concretó el viaje a la ciudad de La Plata y a la legislatura de la ciudad porteña con el fin de compartir “nuestras prácticas que son consideradas de suma importancia en el aporte a una salud mental integral y no manicomial”, concluyó Claria.