Conmemoración por el bicentenario del Combate de San Lorenzo

El gobernador Antonio Bonfatti, junto al vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, y al intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, estuvieron presentes el domingo 3 de febrero en el acto de conmemoración del 200º Aniversario del Combate de San Lorenzo, única batalla librada por el general José de San Martín en el suelo patrio, el 3 de febrero de 1813.

 Los festejos, que convocaron a una gran multitud en el Campo de la Gloria, contaron con una recreación de la carga de caballería del Cuerpo de Granaderos contra las fuerzas realistas, y de un vasto desfile cívico militar.

 En el inicio de su discurso, Bonfatti mostró su alegría por poder conmemorar el Bicentenario del único y victorioso combate de San Martín en territorio argentino, “una batalla heroica y aleccionadora, durante un país en formación, joven, inestable, pero que tenía en sí las fuerzas y la vocación de asumir el porvenir y justamente la escalada de las tropas realistas sobre el Paraná que ponían en riesgo ese futuro anhelado”.

A su turno, Boudou, dijo que en San Lorenzo nació nuestra patria, al tiempo que destacó la figura de San Martín, quien con su valentía selló el destino latinoamericano. Además, el vicepresidente indicó que en estos tiempos se debe dar otra batalla por la igualdad y la libertad.

Del acto de homenaje participaron, también, el ministro de Defensa de la Nación, Arturo Puricelli; los ministros provinciales, de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio; de la Producción, Carlos Fascendini; de Educación, Claudia Balagué; de Innovación y Cultura, María de los Ángeles González; de Desarrollo Social, Mónica Bifarello; de Trabajo, Julio Genessini; de Salud, Miguel Ángel Cappiello; de Obras Públicas y Vivienda, Julio Schneider; de Seguridad, Raúl Lamberto; la subsecretaria de Inclusión para Personas con Discapacidad, Silvia Tróccoli, y legisladores nacionales y provinciales, entre otras autoridades.

Durante el acto se realizó, como es habitual, la recreación de la Carga de Caballería ejecutada por los integrantes del Regimiento de Granaderos a Caballos General San Martín, con salva de artillería.

Luego, el oficial a cargo de los granaderos pronunció el parte de guerra enviado por San Martín al gobierno nacional una vez finalizado el combate, y se pronunció la invocación al Sargento Cabral. Durante la ceremonia permaneció en el lugar la réplica del sable del general San Martín.

La batalla de San Lorenzo, que tuvo lugar el 3 de febrero de 1813, fue el bautismo de fuego del Cuerpo de Granaderos a Caballo creado por el general José de San Martín, y también el primer y único combate librado por el Padre de la Patria en suelo argentino.

Fue en el Campo de la Gloria, en las inmediaciones del Convento de San Carlos, donde los granaderos, al mando del general San Martín, derrotaron a los soldados españoles que pretendían mantener su dominio en el Río de la Plata, marcando así el inicio de la gesta sanmartiniana para liberar América.