Clases de cocina y talleres para niños

En una época donde parece que la cocina está “de moda”, la Lic. Flor Cantor plantea que cocinar es algo que traemos desde pequeños: “abrir un pan y ponerle algo en el medio, es cocinar. Todos sabemos cocinar y cualquiera puede hacerlo aunque en realidad es mucho más que eso….”, comenta Flor a Aptus. Porque para ella el acto de cocinar es además darle un sentido cultural al alimento que obtenemos.

Además, plantea que la cocina es un espacio “donde reina la improvisación y la espontaneidad, es simplemente el poder hacer algo con lo que tenemos en casa”. Pero aclara que “también hay ciertas reglas sin las cuales un brownie no sale”, y esto es porque en la cocina, sobre todo en la pastelería, se ponen en juego la ciencia: la matemática, la física y la química son muy importantes a la hora de cocinar, ya que la exactitud a la hora de integrar ingredientes es lo más importante. Es fundamental en lo que a cocina se refiere conocer técnicas y métodos de cocción para luego, poder combinarlos.

En sus clases, la cocinera propone enseñar para los que recién empiezan: preparaciones dulces, saladas, postres, panadería y pastelería. Aunque también tiene pensado a lo largo del año dictar algunos seminarios especiales como: Cocina para agasajar y celebrar, Cocina internacional y Cocina para todos los días, entre otros. Respecto a los espacios, señala que “al ser grupos reducidos y clases personalizadas es importante tomar como eje lo que el alumno desea aprender (dependiendo de lo que trae consigo) para trabajar en cada encuentro”.

Con respecto a los “talleres para chicos”, están centrados en el aprendizaje a través del juego, de la improvisación, los colores y sobre todo haciendo hincapié en ampliar los sabores que los chicos ingieren a medida que van creciendo, ya que “si lo elaboran ellos mismos con sus propias manos, lo quieren probar y es a lo que apuntan los talleres. A que el niño tenga la libertad de aprender a cocinar y a comer a través de un vínculo directo con los alimentos. Ampliando su horizonte de gustos y nutriéndose con los alimentos que ingiere” comentó.

En mayo empiezan los “talleres de cocina para niños” y las “clases para adultos”. Las mismas, incluyen todos los materiales, utensilios, delantales y la degustación de los platos que se preparen en cada clase.

Flor Cantor, licenciada en Comunicación Social y cocinera, lleva años dentro del mundo de la cocina trabajó en servicios de catering para fiestas, en elaboración de tortas y mesas dulces para eventos y dictando talleres de cocina. Actualmente elabora y distribuye productos de pastelería integral, como cookies, muffins, mini pastafrolas y budines.

Informes: florcitacositasricas@gmail.com – www.facebook.com/florcitacositasricas