Carmina Cannavino y Lucho González presentan La Yunta

Mañana, a las 21 en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín y San Juan), Lucho González -el guitarrista de Chabuca Granda y Mercedes Sosa- y Carmina Cannavino -una de las voces excepcionales de la música popular latinoamericana-, ofrecerán un concierto imperdible, La Yunta, junto al percusionista Hubert Reyes.

Carmina Cannavino nació en Lima, Perú, hija de una peruana y un argentino, ambos músicos. Creció entre valses, marineras, tangos, zambas y chacareras hasta que, en 1982, comenzó su carrera como cantante profesional. Radicada en México DF desde 1985 actuó periódicamente en espacios culturales destacados de México, Argentina, Ecuador, Brasil, Bolivia, Uruguay, Europa y EE.UU. Además, ha compartido escenarios con Mercedes Sosa, Lila Downs, Tania Libertad, Juan Carlos Baglieto, Lito Vitale, Susana Baca, Armando Manzanero, Eva Ayllón, Silvio Rodríguez, y Soledad, entre otros renombrados artistas.

En 1996, en uno de sus viajes a su ciudad natal junto al talentoso compositor peruano Daniel “Kiri” Escobar, conoció al gran guitarrista peruano Lucho González. Cumpliendo la promesa establecida entonces, comenzaron a trabajar en conjunto. Poco después, mientras actuaban en Ecuador, nació Encuentros y despedidas, trabajo discográfico editado en la Argentina y México, en el que participaron además Colacho Brizuela, Luis Salinas y Facundo Guevara.

Lucho González  (Luis González Cárpena) nació en Lima el 25 de noviembre de 1946. Hijo de Javier González, un notable cantante peruano de amplia trayectoria en su país entre 1940 y 1956. Inició sus estudios musicales a muy corta edad siempre en forma empírica hasta encararlos en forma académica con músicos de la talla de Juan Carlos Cuacci, Haydée Gerardi y Juan Carlos Cirigliano, llegando a ser hoy uno de los más destacados arregladores orquestales.

Siendo aún muy joven fue convocado por Chabuca Granda para integrar su grupo e iniciar una labor de acompañamiento en guitarra y composición de temas, que se prolongó durante 7 años. En España fue invitado por Ana Belén y Víctor Manuel para realizar importantes giras de la pareja por Europa. En 1976, Mercedes Sosa lo invitó para ser su guitarrista ese año para una gira por Argentina, Europa y África del norte.

En Buenos Aires trabajó como intérprete y arreglador con artistas destacados como Fito Páez, Juan Carlos Baglietto, Soledad, Vicentico, Tania Libertad, Eva Ayllon, Pedro Aznar, Rubén Rada, Hugo Fattorusso, Sandra Mihanovich, Liliana Vitale, Jorge Fandermole, Melania Pérez, Alejandro Lerner, entre otros. Realizó un ciclo muy recordado, El Guitarrazo con otros dos grandes guitarristas: Luis Salinas y el gitano Tomatito, que dio origen al disco homónimo.

Escribió los arreglos de cuerdas del renombrado unplugged de Diego Torres y durante dos años dirigió 20 grupos de cuerda en 17 países diferentes. Desde hace años desarrolla un sistema de enseñanza denominado Siembra Musical, destinado a los jóvenes músicos guitarristas, donde expone un moderno sistema del aprendizaje de la armonía muy actual y aplicable a la música popular, especialmente de Latinoamérica. Tiene varios grupos de ex alumnos, sobre todo en Rosario, que hoy ya son profesionales reconocidos en el medio musical argentino e internacional.

Desarrolla también esta labor en la Universidad Nacional de Villa Maria, Córdoba, y en otros lugares de Latinoamérica.

Ha grabado dos discos como solista, Esta parte del camino y muy recientemente Chabuca de cámara donde cumple su promesa a Chabuca Granda: ayudar a mantenerla viva a través de la interpretación de sus canciones en diferentes estilos. En este caso, utilizando un grupo acústico de cámara compuesto por dos cajones, guitarra, violín, cello y voz a cargo de Laura Albarracín y él mismo.

Imagen: bizmology.hoovers.com