Alumnos argentinos fueron premiados en Phoenix

Alumnos de una escuela secundaria de Tandil fueron distinguidos en la Feria Internacional de Ciencia e Ingeniería por el desarrollo de un ladrillo ultraliviano y económico.

Delfina Frolik y Martín Uranga Vega fueron quienes recibieron el premio. Ellos son uno de los cinco equipos argentinos que ganaron la Feria Nacional de Ciencia y Tecnología argentina, afiliada a esta feria internacional, y que obtuvieron un lugar entre los 1600 estudiantes secundarios de 70 países.

Martín y Delfina, que este año terminan el secundario en el Colegio San Ignacio de Tandil, lograron el cuarto puesto en la categoría de ingeniería civil y de la construcción por haber logrado crear un ladrillo ultraliviano, económico (cada uno cuesta 20 centavos de dólar) y dos veces más resistente que lo esperado para ese producto.

El ladrillo, fue logrado al ligar con excremento de feedlots el polvo de la diatomina, una roca sedimentaria que se extrae de canteras naturales en Ingeniero Jacobacci (Río Negro) y se usa, por ejemplo, para producir las piedras sanitarias para los gatos.

Ambos productos son desechos que se acumulan y son nocivos para el ambiente. El equipo argentino logró desarrollar un ladrillo con el que se puede construir una vivienda sin necesidad de cemento o revoque.

Además, los alumnos, ganaron una beca de mérito que les otorgó el ITBA para cursar una carrera de ingeniería.

En total, este año, 23 estudiantes de América latina obtuvieron premios que van desde distinciones hasta becas de estudio y viajes a prestigiosos centros de investigación.

Los 17 proyectos premiados pertenecen a Brasil, Uruguay, Costa Rica, Colombia, México y la Argentina.

Fuente: La Nación