800 jóvenes volvieron a la escuela secundaria en 2013 con el Plan Vuelvo a Estudiar

En el marco del Plan Vuelvo a Estudiar, impulsado por el gobierno de la provincia, 800 jóvenes de entre 14 y 22 años de las ciudades de Santa Fe, Rosario, Reconquista, Avellaneda y Venado Tuerto retomaron sus estudios en más de 100 escuelas secundarias, técnicas y de adultos.

El plan se implementó en 2013 como experiencia piloto en dichas ciudades, y en 2014 se ampliará a toda la provincia de Santa Fe.

En Rosario, donde se trabajó desde febrero de 2013, fueron más de 430 los jóvenes que regresaron a las aulas. En Santa Fe, los equipos territoriales comenzaron a visitar a los jóvenes en sus hogares a partir de julio, y hacia fin de año, 170 ya habían retomado sus estudios. Finalmente, en Reconquista, Avellaneda y Venado Tuerto volvieron a estudiar unos 200 jóvenes más.

El plan Vuelvo a Estudiar es una iniciativa inédita en su metodología de abordaje de la problemática del abandono escolar.  En Santa Fe las políticas de inclusión socioeducativa, en las que se enmarca este plan, se diseñaron desde el Gabinete Social del Gobierno provincial, con una fuerte presencia en el territorio.

“Si los chicos se fueron de la escuela, los vamos a buscar a su casa, hablamos con ellos sobre los obstáculos que les impiden terminar la secundaria, y tratamos de encontrar las alternativas para que la escuela vuelva a estar entre sus prioridades”, explicó la ministra de Educación, Claudia Balagué.

El plan se desarrolla en una etapa territorial, en la que equipos sociales van a los hogares de los chicos que el año anterior dejaron la escuela, y trabajan para que retomen sus estudios. La segunda etapa  está más centrada en la institución educativa, que acompaña las trayectorias escolares de estos jóvenes que regresan a las escuelas y en una serie de dispositivos escolares y territoriales que se despliegan para evitar que vuelvan a dejar de estudiar.

 “En este marco general, los equipos socioeducativos y de la institución escolar diseñan estrategias artesanales para cada acompañar a cada joven, porque cada uno de ellos tiene sus particularidades, y entendimos que las propuestas estandarizadas no alcanzan para abordar esta situación tan compleja de los jóvenes que no estudian ni trabajan en nuestro país”, expresó Balagué.

Una vez que los jóvenes logran retomar sus estudios, se acentúa la necesidad de articulación entre los equipos socioeducativos y los supervisores de escuelas con directores, profesores, tutores y demás actores institucionales, para hacer un acompañamiento atento a las necesidades de cada estudiante.

Fuera de la escuela, un grupo de consejeros juveniles se constituyen en referentes de aquellos jóvenes que circunstancialmente necesitan apoyo para resolver nuevas situaciones que ponen en riesgo su continuidad escolar. “Trabajamos para identificar cuáles son las cuestiones que podrían mejorar la situación de ese joven para que pueda sostener su asistencia a la escuela”, explica Romina, consejera juvenil de Rosario.

VERANO JOVEN, “ESPACIO PUENTE”

El plan Vuelvo a Estudiar contempla que el proceso de regresar a la escuela puede llevar tiempos diferentes en cada caso. Por tanto, prevé que otros espacios institucionales pueden funcionar como puente para conectar a los jóvenes de nuevo con la escuela. De este modo, el plan articula con propuestas como Verano Joven, una iniciativa educativa y recreativa para los jóvenes de Santa Fe y Rosario, que la provincia lleva adelante junto con las municipalidades de ambas ciudades.

En Verano Joven, los concejeros juveniles no solo acompañan a jóvenes que retomaron sus estudios en 2013, para que su vínculo con la institución educativa no se debilite, sino que en los espacios donde se desarrollan estas actividades de verano, detectan casos de jóvenes que no asisten a la escuela, y empiezan a trabajar con ellos para que en 2014 puedan regresar a estudiar.

Es decir, en términos de la estrategia del Vuelvo a Estudiar, Verano Joven es uno de los “espacios puente” entre los jóvenes y la escuela, que permite acercarlos de manera indirecta, a través de otras propuestas del Estado o de organizaciones sociales.

La experiencia del plan Vuelvo a Estudiar también convocó a trabajadores que no finalizaron sus estudios secundarios y que manifestaron su necesidad de volver a estudiar. Así, se desarrolló una experiencia educativa semipresencial con los trabajadores del Sindicato de Personal de Industrias Químicas y Afines de San Lorenzo, que ya vio a sus dos primeros egresados de la EEMPA 1128 “Juana Azurduy”.

Del mismo modo, a través de una articulación entre el gobierno provincia y los gremios ATE y UPCN, 197 trabajadores del estado provincial se inscribieron para iniciar una experiencia similar en Rosario y Santa Fe, en el ciclo 2014.

 

Imagen: Archivo de imágenes.